Carlos Sebastián Uzcátegui León – Practicante de la UNAB en el marco del proyecto Envols de la Asociación Red Transatlántica. Febrero-junio 2021.

Nací en la ciudad de Mérida, Venezuela; un pintoresco valle entre las montañas andinas, con clima frío, gente amable y hermosos paisajes. Ahí pasé los primeros años de mi vida y gran parte de mi adolescencia, hasta que en 2015 emigré con mi familia debido al agravamiento de la crisis venezolana. Con el declive económico del país la vida se tornaba cada vez más difícil. Además, Venezuela fue tornándose más peligrosa… Esto fue sin duda un evento de gran impacto en mi vida, que, al verlo en retrospectiva, me enseñó muchísimo. Sobre todo a no dar nada por sentado.

Nos asentamos en Bucaramanga, Colombia. Afortunadamente el impacto cultural no fue inmenso, ya que Venezuela y Colombia son países hermanos y comparten muchas características. Además, tuve la oportunidad de vivir un año en Hungría haciendo parte de un programa de intercambio, lo cual considero me sirvió de entrenamiento a la hora de adaptarme a un país y cultura diferente; sin embargo, emigrar siempre es un desafío.

Con el pasar de los meses empecé la carrera de negocios internacionales en la UNAB.

Siempre he estado interesado en las artes. Toco varios instrumentos desde que era niño y me divierte cantar. También disfruto de la pintura, sobre todo la pintura al óleo. Actualmente estoy cursando el último semestre de la carrera y al culminar deseo empezar una titulación en música.

Hoy me siento sumamente agradecido con Colombia y los bumangueses, he absorbido mucho de su cultura y me he contagiado de su alegría. Cuando emigré jamás me hubiera imaginado que podría crear un vínculo tan bonito como el que tengo con las calles, los hermosos parques, y la gente de la ciudad. A pesar de que extraño muchísimo mi país, mi ciudad y mi gente; en Bucaramanga me siento en casa.

Me considero una persona trabajadora, creativa y proactiva, siempre en la búsqueda de aprender cosas nuevas. Resalto por mi responsabilidad, seriedad y compromiso.


Soy hábil utilizando herramientas digitales tales como, Word, Excel y Powerpoint. También tengo conocimientos en Adobe Photoshop e illustrator. En cuanto a mis habilidades sociales tengo una comunicación sumamente asertiva, poseo rasgos de liderazgo, creo en el trabajo en equipo y busco resolver los problemas que se puedan presentar pensando estratégicamente.


En el año 2015 fui parte del grupo de intercambio AFS en Hungría, donde tuve la oportunidad de perfeccionar mi inglés y mejorar mis habilidades sociales.


Mi experiencia en Hungría


En efecto, agosto de 2015 fue un año de muchos cambios. Mi familia estaba en proceso de mudarse a Colombia y yo, recién graduado de bachillerato, estaba por partir a un año de intercambio en Hungría.


Al llegar a Budapest mi emoción no podía ser más grande… un par de días después de mi llegada conocí a la familia que me hospedaría durante el año y partimos a la ciudad de Székesféhervár. Una linda ciudad en el centro de Hungría a unos 45 minutos en tren de Budapest, con unos 900 mil habitantes aproximadamente.


Mi experiencia en Hungría fue maravillosa, al llegar temía que la gente fuera fría y cerrada, pero no pude estar más equivocado, la impresión que me llevé de los húngaros es de personas amables y simpáticas. Sin embargo, el desafío mas grande que enfrenté fue el idioma, ya que el objetivo del intercambio era repetir el último año de bachillerato allá. No muchas personas hablaban inglés y el húngaro es una lengua bastante complicada con una enorme cantidad de reglas y excepciones gramaticales, afortunadamente logré aprender lo suficiente para comunicarme.


La relación que formé con la familia que me hospedó es muy bonita, todavía nos mantenemos en contacto, recuerdo que se sentían muy identificados conmigo debido a la situación de Venezuela, sobre todo los más ancianos, ya que Hungría pasó por una crisis económica y social similar durante la ocupación soviética.


Además de conocer a los locales, también creé unos vínculos de amistad muy bonitos con los otros estudiantes de intercambio que estaban en mi ciudad. Siento que ese año me abrió los ojos y me hizo comprender lo diverso de podemos ser, y la gran cantidad de culturas y puntos de vista que hay, pero a la vez lo parecidos que somos.


1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .